¿Y si fueran agujeros de gusano?

Desde 2015, las colaboraciones científicas Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory (LIGO) y Virgo han detectado ondas gravitacionales de la fusión de dos agujeros negros, inaugurando una nueva era en el estudio del Cosmos. Pero ¿y si esas ondas de espacio-tiempo no fueron producidas por agujeros negros, sino por otros objetos exóticos?

Anuncios