Cristales en el laboratorio cósmico

La cosa más notable de una limpia noche de verano es nuestra Vía Láctea, ese conjunto de hasta cuatrocientos mil millones de estrellas, gas, polvo y una variedad enorme de objetos extraños e intrigantes. Esa franja lechosa sobre nuestras cabezas es visible gracias a la sobredensidad del material interestelar, gas hidrógeno en su mayoría y el polvo producto de la muerte estelar en sus diversas versiones.

El Podcast de Narices de Tycho || LA HERENCIA ALCOHÓLICA DE UN DISCO FORMADOR DE PLANETAS

Las estrellas jóvenes conservan mucho del gas y polvo interestelares a su alrededor en forma de un disco. Esta estructura permite acretar material hacia centro, pero además es el lugar donde los protoplanetas comienzan a crecer. Son las incipientes semillas de los sistemas planetarios. Para estudiarlos, las moléculas son trazadores eficientes de los procesos físicos y químicos.

La herencia alcohólica de un disco formador de planetas

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto metanol en la parte cálida de un joven disco de formación planetaria. El alcohol no puede haberse producido allí y los astrónomos proponen que fue heredado de las nubes de gas a partir de las cuales se formaron la estrella y el disco.

El podcast de Narices de Tycho || ¿CUÁNTO ALCOHOL HAY EN EL UNIVERSO?

La química del Universo es enorme y variada, y los alcoholes son solo una de las decenas de especies que podemos encontrar. En las nebulosas de la Vía Láctea y otras galaxias se ha detectado metanol, etanol, isopropílico, etc. Pero, ¿cuánto alcohol existe? o, preguntado de otra manera, ¿cuántas botellas de tequila podríamos fabricar?