El cielo de Agosto

Estamos entrando a la mitad del verano en el hemisferio norte y del invierno en el sur, las temperaturas siguen extremas en muchos lugares del planeta y la temporada de huracanes avanza hacia los momentos más críticos. Pero también, tenemos eventos celestes que este mes resultan mucho muy interesantes, comenzando con el espectacular eclipse solar del día 21 y el máximo de la lluvia de meteoros perseidas el 12.

Eclipse total de Sol en marzo de 2016, visto desde Micronesia.

El “gran eclipse norteamericano” del próximo 21 de agosto esta causando mucho interés, sobre todo en el centro de Estados Unidos, el sur de Canadá y el Norte de México, lugares desde donde se podrá apreciar. Este es el primero en ser visible en la parte continental de Estados Unidos desde 1979 y el primero que recorre todo el país de oeste a este desde 1918. Por supuesto, los medios de comunicación están preparados para hacer transmisiones en vivo, la NASA tendrá una programación especial y muchos lugares por donde pasará la sombra ya se encuentran reservados por cientos de miles de observadores.

Por otro lado, la lluvia de meteoros perseidas se acerca a su máximo, aumentando bruscamente cerca del día 12, cuando se esperan más de 80 meteoros por hora, observados desde condiciones ideales. Por desgracia, este año la Luna estará bastante brillante (casi 70%) y cerca de la constelación de Perseo, impidiendo ver a plenitud el famoso evento anual.  Las perseidas son rápidas y muchas de ellas dejan trazos largos. Aun cuando no será la mejor de las lluvias de meteóros, bien vale la pena salir en la madrugada del sábado 12 y probar suerte.

Júpiter está encaminándose hacia el Sol y podremos verlo en las primeras horas de la noche, mientras que Saturno sigue brillante y espectacular, justo sobre la Vía Láctea. Venus sale por el horizonte este unas tres horas antes que el Sol y se mantiene como el tercer objeto más brillante en el cielo, sólo después del Sol y la Luna. Marte y Mercurio están bastante cerca del Sol y es imposible apreciarlos de manera segura y cómoda.

Cielo nocturno de agosto (Stellarium)

A continuación presentamos los eventos astronómicos más relevantes de este agosto.

7 de agosto

Luna llena. La Luna se ubica en el lado opuesto a la Tierra, desde el Sol, y se muestra completamente iluminada. Esta fase se produce a las 18:11 UTC (13:11 Mex).

7 de agosto

Eclipse parcial de Luna. Ocurre cuando la Luna pasa a través de la sombra parcial de la Tierra, o penumbra, y sólo una porción de ella pasa a través de parte más oscura, o umbra. Durante este tipo de eclipses una parte de la Luna se oscurece a medida que se mueve sobre la sombra de la Tierra. El eclipse será visible en la mayor parte de África oriental, Asia central, el Océano Índico y Australia.

Agosto 11,12

Lluvia de meteoros perseidas. Es una de las mejores lluvias de meteoros a observar en el año, generando hasta 80 meteoros por hora en su punto máximo. Es producida por el cometa Swift-Tuttle, que fue descubierto en 1862. La lluvia ocurre del 17 de julio al 24 de agosto, aunque con un máximo bien definido. El pico de este año será en la noche del 11 y madrugada del 12 de agosto. La Luna menguante opacará muchos de los meteoros más débiles, pero desde un lugar sin contaminación lumínica y despejado podrán apreciarse algunos eventos. Los meteoros parecen salir principalmente desde la constelación Perseo, aunque pueden aparecer en cualquier parte del cielo.

El círculo amarillo marca la zona aproximada por donde parecen salir los meteoros perseidas.

21 de agosto

Luna Nueva. La Luna estará ubicada en el mismo lado de la Tierra que el Sol y no será visible en el cielo nocturno. Esta fase se produce a las 18:30 UTC (13:30 Mex.), que coincide con el máximo en el eclipse solar. Estos días son los mejores momentos del mes para observar objetos nocturnos débiles, como galaxias, nebulosas y cúmulos estrellas.

21 de agosto

Eclipse total de Sol. Un eclipse total de Sol ocurre cuando la Luna bloquea completamente el Sol, revelando la hermosa atmósfera externa del Sol, conocida como corona. La totalidad de este eclipse se dará sobre el territorio de Estados Unidos, llegando a ser parcial en el sur de Canadá, norte de México y la península de Yucatan. En las zonas norteñas de Colombia y Venezuela también se podrá apreciar hasta un 50%. El último eclipse total visible en los Estados Unidos ocurrió en 1979 y el siguiente será hasta 2024. El camino de la totalidad comenzará en el Océano Pacífico y recorrerá el centro de los Estados Unidos hasta llegar al extremo sureste, cruzando por 9 estados de EU. En México, el eclipse comenzará alrededor del medio día y terminará alrededor de las 15:00 hrs.

Simulación del momento del eclipse solar del 21 de agosto. Se ha quitado la atmósfera para reconocer los objetos en el cielo. (Stellarium)
Mapa del paso del eclipse de agosto 2017. (NASA)
Anuncios

El cielo de Junio

En junio llega el verano: más calor, vacaciones, las lluvias entran de lleno en México (junto con la temporada de huracanes) y mucho más. Pero sólo para el hemisferio norte, porque en el sur llega el invierno, los días cortos, el frió, etc. Así, en la practica tenemos dos solsticios, el de verano y el de invierno. Si no queremos ambigüedades podemos llamarlos de junio o diciembre y así los distinguimos sin problemas.

La palabra solsticio viene del latín solstitium o sol sistere, que significa “sol quieto”, debido a que conforme aparece más al norte, parece detenerse hasta llegar a la posición sobre el Trópico de Cáncer y comenzar su camino de regreso hacia el sur, hasta llegar al de Capricornio.

Pero además del solsticio, junio nos trae al “Señor de los anillos”. Saturno se encontrará lo más cerca de la Tierra y no pueden dejarlo pasar; un pequeño telescopio o incluso binoculares son suficientes para distinguir los anillos, pero si quieren observar a Titán, su luna más grande, será necesario un telescopio de por lo menos 6″ y buenas condiciones de cielo.

Cielo nocturno de junio. Stellarium.

Júpiter sigue alto en cielo, sobre la constelación de Virgo, y con suficiente brillo como para encontrarlo sin problemas. Si quieren disfrutar de las magníficas imágenes del gigante gaseoso, desde la sonda Juno, pueden consultar aquí. ¡Las fotografías son increíbles!

El planeta Venus domina el horizonte Este al amanecer y se aleja del Sol, en su máximo ángulo, en los primeros días del mes. Venus nos asombrará con su intenso brillo (~magnitud -4.2) y se dejará ver así durante todo el mes. Para quienes madrugan y tienen a la mano binoculares o telescopio, no se lo pueden perder.

Marte y Mercurio serán difíciles de observar, puesto que se acercan cada vez más al Sol.

En cuanto al cielo nocturno, constelaciones hacia el norte como Osa Mayor, Osa Menor y Dragón se observan sin problemas entre 10-11 pm. Más hacia el zenit,y siguiendo la eclíptica, podemos encontrar a Leo, Virgo, Libra y ya a Escorpión. Finalmente, en el sur, las constelaciones de Centauro, Cruz del Sur, Musca, Camaleón, Octante y Tucan, junto con las Nubes de Magallanes y eta Carina continúan como los objetos más atractivos en las próximas semanas.

A continuación te presentamos los eventos astronómicos más relevantes de este junio.

Junio 3

Venus en su máxima elongación oeste. El planeta más brillante alcanza su máxima elongación oeste, a 45.9 grados del Sol. Este es el mejor momento para observarlo, dado que está en su punto más alto del horizonte en el cielo del amanecer. Venus es el tercer objeto más brillante del cielo, sólo después del Sol y la Luna, de manera que es muy fácil identificarlo sobre el horizonte antes de la salida del Sol. No por nada, para muchas culturas, Venus fue un objeto celeste sumamente importante: pocos compiten con su intensidad.

Junio 8

Luna en apogeo. En su órbita alrededor de la Tierra, nuestro satélite se ubica lo más lejano a la Tierra, a 406,402 km.

Junio 9

Luna llena. Wikipedia.

Luna llena. La Luna se encontrará localizada en el lado opuesto de la Tierra con respecto al Sol y la veremos completamente iluminada. La fase ocurrirá a las 13:00 UTC (8:00, tiempo del centro de México. 9:00 horas en Chile). Dependiendo de tu ubicación, la Luna saldrá por el horizonte Este entre las 19:00 y las 19:45 hrs.

Saturno y la Luna. Ese mismo 9 de junio, Saturno —El Señor de los Anillos— se ubica muy cerca de la Luna llena, a escasos 3° al sur de nuestro satélite. Sin embargo, debido al brillo de la Luna, observar al planeta a simple vista o con algún instrumento resultará algo complicado.

Junio 15

Saturno en oposición. El gigante de los anillos de hielo y rocas está en su posición más cercana a la Tierra y totalmente iluminado por el Sol, por lo tanto su momento más brillante y el mejor para observar al planeta y alguna de sus lunas. ¿Quieres usar un telescopio y tomar una foto de Saturno? ¡Este es el momento! Es visible toda la noche y puedes usar desde binoculares hasta telescopios pequeños y grandes.

Junio 17

Luna en cuarto menguante. La Luna aparece iluminada a la mitad y es visible a partir de alrededor de la media noche, hasta la salida del Sol.

Junio 21

Posiciones de solsticios y equinoccios en la Tierra. Wikipedia.

Solsticio de junio. El solsticio ocurre a las 04:24 UTC (¡ojo! 23:24 horas del 20 de junio, tiempo del centro de México. 00:24 del 21, tiempo de Chile). El polo norte de la Tierra está inclinado hacia el Sol, lo que hace que nuestra estrella alcance su máxima posición septentrional, justo sobre el Trópico de Cancer, a 23.44 grados de latitud norte. Este es el primer día del verano (solsticio de verano) en el hemisferio norte y el primer día del invierno (solsticio de invierno) en el hemisferio sur.

Junio 22

Luna en perigeo. En su órbita alrededor de la Tierra, nuestro satélite se ubica lo más cercano a la Tierra, a 406,402 km.

Junio 24

Luna nueva. La Luna se localiza del mismo lado que el Sol, visto desde la Tierra, lo que hace que sea invisible en el cielo nocturno. La fase ocurre a las 02:31 UTC (¡ojo! 21:31 horas del 23 de junio, tiempo del centro de México. 22:31 tiempo de Chile). Es el mejor momento del mes para observar objetos débiles y difusos como galaxias y nebulosas, debido a que la luz de la luna no interfiere de ninguna manera.

Junio 27

Luna y Regulus. Stellarium.

Regulus 0.1° al norte de la Luna. Nuestro satélite se encuentra muy cerca de la estrella más brillante de la constelación de Leo. Regulus es un sistema de estelar cuádruple y en conjunto la estrella número 21 en brillo del cielo nocturno. La estrella principal, Regulus A, es tres veces más grande que el Sol y de color blanca-azul. Regulus se encuentra a unos 79 años luz de distancia. Debido a que la Luna apenas va creciendo en tamaño, esta puede ser una buena oportunidad para intentar tomar fotografías del evento.

Junio 30

Luna en cuarto creciente. La Luna aparece iluminada justo a la mitad, debido a que el ángulo que subtiende con la Tierra y el Sol está cerca de los 90 grados. Es posible ver nuestro satélite desde el atardecer, hasta alrededor de media noche. En los próximos días se verá crecer hasta llegar a luna llena.

Meteoros del Dragón

Como cada año, al rededor del 8 de octubre, la lluvia de meteoros Dracónidas hace su aparición para ofrecernos un espectáculo único de fugaces. Sin embargo, este 2016 habrá que estar más que atento para identificarlas.

Para empezar, las dracónidas son de las pocas lluvias que pueden apreciarse desde las primeras horas de la noche (la gran mayoría tiene sus máximos después de la media noche), lo que las convierte en perfectas para quienes no quieren o pueden levantarse muy de madrugada. Como en todos los casos, las dracónidas deben su nombre a la constelación de la cual parecen salir los meteoros: oriónidas de Orión, perséidas de Perseo, gemínidas de Gemini, etc. Así, estas parecen salir del gran Dragón que circunda el cielo septentrional.

Los pequeños fragmentos de material interplanetario provienen del cometa 21 P/Giacobini-Zinner, de manera que a las dracónidas también se les suele llamar giacobinidas. Al cometa le toma unos 6 años y 7 meses dar una vuelta al Sol.

Normalmente la tasa de dracónidas no es nada extraordinaria, pero algunas veces han resultado espectaculares por su inusual número. El último de estos incrementos sucedió en el 2011.

Debido a la ubicación tan al norte de la zona de mayor actividad, las dracónidas son visibles más fácilmente por observadores por arriba del ecuador terrestre, principalmente Norteamérica, Europa y Asia.

Para encontrar las dracónidas simplemente busca el Norte y más precisamente la cabeza del dragón con sus dos estrellas más brillantes: Eltanin y Rastaban. Los meteoros parecerán emerger de esa región desde las primeras horas de la noche. Abajo puedes ver un mapa del cielo hecho con Stellarium, donde el circulo azul indica el radiante.

Un inconveniente de este 2016 podría ser la Luna que casi llega a cuarto creciente e ilumina considerablemente el cielo. Sin embargo, puedes aprovechar para incluirla en tu observación usando binoculares o telescopio.

draconids06oct

draconid1

Algunas recomendaciones generales para cualquier lluvia de meteoros son:

  • Ubícate lejos de la contaminación lumínica de las ciudades.
  • No utilices instrumentos ópticos. El área en el cielo del cual salen las fugaces es enorme y no necesitas binoculares o telescopios. Es un espectáculo para ver a simple vista.
  • Lleva contigo una silla de acampar o manta para el suelo, repelente de mosquitos, varias capas de ropa y una prenda final impermeable.
  • Investiga con anticipación las condiciones meteorológicas.
  • Lleva contigo bebidas calientes y algo de comer.

Pero lo más importante, no dejes de mirar el cielo, porque las fugaces podrían salir incluso fuera de las zonas principales. Ojalá que puedas disfrutar de este espectáculo natural y encuentres a los meteoros del Dragón, este 8 de octubre.

La plataforma SLOOH que ofrece observaciones astronómicas con telescopio a distancia tendrá una transmisión especial por si quieren seguir las dracónidas en la red.

¡Las perseidas llegaron ya!

Uno de los espectáculos astronómicos más importantes del año tiene lugar estos días: la lluvia de meteoros perseidas. En muchos lugares del mundo la vista nocturna será maravillosa. Pero en otros (normalmente el centro y sur de México en estás epocas) las nubes y el mal tiempo nos dejarán con las ganas de por lo menos “pedir un deseo”.

 

Meteor-Shower
Los meteoros leonidas son visibles a mediados de noviembre (Koen Miskotte en space.com)

Las lluvias de meteoros o “lluvias de estrellas” son fenómenos periódicos que se repiten cada año en fechas bien determinadas. ¿Alguna vez has visto una “estrella fugaz”? Pues las lluvias de meteoros son “estrellas fugaces” pero multiplicadas en número por decenas o cientos en una sola noche. En esencia, el origen de ambos eventos es el mismo: restos de material entrando en la atmósfera de la Tierra.

En el caso de las lluvias de meteoros, el material proviene de cometas que al acercarse al Sol desprenden pequeños pedazos de hielos, rocas y partículas que pueden medir desde menos de milímetros hasta varios centímetros. Estos escombros cósmicos permanecen en la órbita del cometa, es decir, forman una especie de dona muy delgada a lo largo del trazo cometario.

Si la Tierra por casualidad cruza la zona de estos mini-escombros, los fragmentos entran en la atmósfera terrestre, comprimen el aire frente a ellos y lo calientan e ionizan hasta alcanzar temperaturas algunos miles de grados centígrados. Precisamente el gas ionizado (oxígeno y nitrógeno en su mayoría) forman el trazo de la fugaz y funden el granito (o granote) de material produciendo el brillante y espectacular efecto sobre la oscuridad de la noche.

2010-perseid-compilation-huntsville
(NASA/ MSFC/ Danielle Moser)

Cada cometa está asociado a una  lluvia de meteoros en particular (en pocas ocasiones dos) y a lo largo del año tenemos unas nueve o diez lluvias realmente importantes. Dependiendo de las características de la órbita del cometa y por lo tanto de la zona de escombros, cada lluvia de meteoros es visible por una o dos noches, aunque algunas llegan a tener hasta 5 noches previas en las que la cantidad de fugaces va en aumento hasta llegar al máximo.

La lluvia de meteoros perseidas normalmente es considerada como la segunda más abundante del año y llegan a observarse entre 80 y 200 fugaces en una sola noche. A la zona de la cual parecen “irradiar” los meteoros se llama radiante y cuando la cantidad es grande parecerían salir de un solo punto.

Algo importante es que las lluvias de meteoros son nombradas por la constelación de la cual parecen salir. Por ejemplo, cuando casi todas la fugaces vienen de la constelación de Orión, el cazador, se llaman oriónidas, cuando salen de Leo, el León, se llaman leónidas, etc. En el caso de la lluvia de agosto, los meteoros vienen de la constelación de Perseo, de ahí su nombre.

1200px-The_2010_Perseids_over_the_VLT
Meteoro sobre los telescopios VLT en Chile (ESO)

Las perseidas, por cierto, son material desprendido del cometa Swift-Tuttle, descubierto por Lewis Swift y Horace P. Tuttle en Julio de 1862. Este cometa tiene una historia interesante, ya que cálculos de su órbita pronostican que varias veces en el futuro (dentro de miles de años) pasará sumamente cerca de la Tierra, pudiendo en su momento chocar contra nuestro planeta.

Para ubicarse, la constelación de Perseo sale por el horizonte Este (por donde sale el Sol) alrededor de la 1 de la madrugada. Si tienen dudas, pueden consultar alguna App o el programa Stellarium, por ejemplo. Con un poco de suerte, y si el clima lo permite, podrían observarse perseidas los días 11, 12 y 13 de agosto desde la media noche justo en esa dirección.

Región de la constelación de Perseo. EL circulo amarillo marca la zona más probable. (Stellarium)

 

Sobra aclarar que este evento astronómico, o cualquier otro, no influyen ni traen consecuencias en las actividades y comportamientos humanos. Lo que sí, es que nos permiten apreciar y conocer más la naturaleza.

Finalmente, para observar las lluvias de meteoros no es necesario usar ni telescopio, ni binoculares, como la zona en el cielo por donde aparecen es grande, lo único que hay que hacer es ponerse cómodos, abrigarse y disfrutar.