El enjambre junto a la Tarántula

El Observatorio Europeo Austral (ESO) acaba de entregar una imagen increíble de un enjambre estelar compuesto por varios miles de jóvenes soles. NGC 2100 (NGC es el nombre del catálogo) es un cúmulo de estrellas –de los llamados abiertos–, ubicado muy cerca de otra región llamada la Tarántula. Todo asociado con la Gran Nube de Magallanes, una galaxia muy cercana a la Vía Láctea y visible desde el cielo Sur.

Los colores del gas, tanto en los alrededores de NGC 2100 como en la nebulosa Tarántula, son simplemente espectaculares: rojos, verdes, azules, amarillos; todos representan gas compuesto de diversos elementos y sometido a diferentes condiciones de temperatura y radiación.

Este tipo de agrupaciones estelares son muy comunes en galaxias con grandes reservas de gas y polvo: las materias primas para formar estrellas. En el caso de NGC 2100 muy probablemente todas nacieron de un solo golpe hace algunas decenas de millones de años. La nebulosa Tarántula también contiene muchas estrellas jóvenes en su interior.
La imagen de NGC 2100 forma parte de la colección Tesoros Escondidos 2010 que ESO organizó el año pasado y tenía como finalidad que astrónomos aficionados y público en general revisaran los archivos de información para encontrar verdaderas joyas cósmicas. El enjambre junto a la Tarántula fue una de ellas.

Más información AQUÍ.

Anuncios

Lo que hay que ver en Septiembre

Aunque ya empezó Septiembre, los mejores eventos astronómicos están por venir. Aquí un resumen de lo que no pueden perderse:
Septiembre 12 – Luna llena. La Luna estará directamente del otro lado de la Tierra vista desde el Sol y se vera iluminada totalmente desde la Tierra. Esta fase ocurrirá a las 09:27 UTC (04:27 hora del centro de México). Esta Luna llena fue conocida por antiguas tribus Norteamericanas como la Luna llena del maíz debido a que las primeras cosechas de este cereal se realizan durante este mes.
Septiembre 18 – La Luna muy cerca de las Pléyades. Esta es una muy buena oportunidad para comenzar a ubicar constelaciones y regiones del cielo. Las Pléyades son un grupo de estrellas ubicadas en la constelación de Tauro, el toro. A simple vista, el numero de estrellas en las Pléyades no supera siete, sin embargo observando con binoculares o pequeños telescopios el numero se incrementa llegando a una docena o más. Las estrellas de las Pléyades nacieron hace unos 100 millones de años. Los objetos estarán saliendo por el horizonte Este alrededor de la 1 am tiempo del centro de México.
Septiembre 23 – Equinoccio de Septiembre. Ocurre a las 09:05 UTC (04:05 hora del centro de México). El Sol estará brillando directamente sobre el ecuador terrestre haciendo que el día y la noche duren casi lo mismo en el mundo. También el primer día de otoño (equinoccio de otoño) en el hemisferio norte y el primer día de primavera (equinoccio de primavera) en el hemisferio sur.
Septiembre 25 – Urano en oposición. El planeta gigante, de colores azul-verdoso estará en su mínima distancia a la Tierra. Este es el mejor momento para observar Urano. Por desgracia no hay estrellas brillantes cercanas que sirvan como guía para encontrarlo, sin embargo se ubica en la constelación de Piscis, los peces, justo debajo del cuadro de Pegaso. A pesar de su cercanía, a 2 mil 842 millones de km o 19 unidades astronómicas (UA), Urano se verá como un pequeño círculo verde-azul aun en telescopios de unos 10 cm. Bajo buenas condiciones de oscuridad y cielos despejados es posible encontrar Urano a simple vista -todo un reto.
Posición de Urano. Stellarium.
Septiembre 27 – Luna Nueva. La Luna estará directamente entre la Tierra y el Sol, dejando de ser visible desde nuestro planeta. Esta fase ocurrirá a las 11:09 UTC
Cúmulo M44.
Septiembre 30 – Marte muy cerca de M44. Esta es una muy buena oportunidad para ubicar tanto al planeta rojo como M44, un nutrido cúmulo de estrellas en el corazón de la constelación de Cáncer, el cangrejo. Como comparación de la distancia entre la Tierra y Marte, y la Tierra y el cúmulo M44, si la separación Tierra-Marte fuera 1.5 cm, entonces la separación Tierra-M44 serían unos 273 km, algo así como la distancia entre Guadalajara y Morelia.
Posición de Marte y M44. Stellarium.
Para más información de otros evento AQUÍ.

Choques para ionizar el Universo

Ionizar significa desprender o añadir electrones a átomos o moléculas, y en el Universo este proceso generalmente se da con radiación de diversas energías, o en otras palabras, con luz de distintas longitudes de onda. Muy en el principio del Universo, entre 150 millones y 1000 millones de años después del Big Bang, hubo una época donde mucho del material -hidrógeno en su mayoría- fue ionizado por luz muy energética. Sin embargo, hasta ahora se sabe muy poco de cómo pudo darse esta ionización.

Los candidatos naturales para ionizar son las estrellas, sin embargo, uno de los problemas radica en que las galaxias -hogar de las estrellas- normalmente están rodeadas por halos o cascarones de hidrógeno que absorben mucha de la radiación proveniente de estas. La clave para que la radiación ionizante pueda escapar podría estar en los choques de galaxias. De hecho, un grupo de investigadores recientemente utilizaron los Telescopios Magallanes, en Las Campanas (Chile), e imágenes del Telescopio Espacial Hubble y encontraron que los encontronazos entre galaxias dejan verdaderos boquetes por donde es posible que luz muy energética escape, ionizando más allá de los halos de hidrógeno. Así, los choques entre galaxias, además de espectaculares, bien pudieron ayudar a establecer las condiciones del Universo tal y como lo conocemos al día de hoy.

Más información en Inglés AQUÍ.

La estrella ha muerto… ¡viva la supernova!

Dos estrellas vecinas giran una con respecto a la otra, como una pareja en la mitad de la pista en uno de esos bailes de gala de principios del siglo pasado. Sin embargo, el fin de una de ellas esta cerca. Después de muchos miles de millones de años de convivir sin problemas, una comienza a crecer, incrementa varias decenas su tamaño mientras sus capas de gas caliente, distribuidas cual cebolla se desprenden lenta y esporádicamente.