ENCUENTRAN FOSFINA EN VENUS, NO VIDA

La producción de la molécula podría estar relacionada, como en la Tierra, con la descomposición de materia orgánica por microorganismos. Sin embargo, no hay datos concluyentes, por lo pronto, de la presencia de alguna forma de vida.

༺༻

Venus es un infierno; por lo menos lo es para nosotros, debido a las características en su superficie y parte de su atmósfera. Por ejemplo, desde los años 70 del siglo pasado sabemos que la temperatura superficial alcanza unos 470°C y que lo envuelven gases como dióxido de carbono, nitrógeno y trazas de monóxido de carbono, dióxido de azufre, ácido sulfúrico, argón y agua. Además, la presión atmosférica equivale a sumergirse 900 metros en el agua en nuestro planeta.

Dicho de otra manera, si de repente apareces en el terreno venusino, te quemas, te corroes y tu cuerpo se aplasta en pocos segundos.

Las capas de la atmósfera de Venus que se muestran aquí se basan en datos de las sondas de entrada Pioneer y Venera.

Sin embargo, en los últimos 40 años ha surgido evidencia que apunta a que Venus tuvo un pasado mucho menos extremo. Es muy probable que hace algunos cientos de millones de años, nuestro vecino planetario tenia condiciones para albergar agua líquida. Se sabe que en algún momento, hace unos 800 millones de años, una serie de erupciones volcánicas dieron forma al planeta que vemos hoy.

A pesar de todo esto, algunas franjas en la atmósfera venusina mantienen temperaturas y presiones menos hostiles.

Fosfina

Así, un grupo internacional de astrónomos dieron a conocer datos observacionales de fosfina (PH3, también llamada fosfano), precisamente en la atmósfera del planeta Venus. La generación de la molécula en la Tierra está relacionada con algunos microbios que viven en condiciones de poco oxigeno. El artículo científico se publicó este 14 de septiembre en la revista Nature Astronomy.

Las observaciones se hicieron en la parte milimétrica del espectro, en lo que conocemos como microondas, con el radiotelescopio James Clerk Maxwell (en Hawaii) y el conjunto de antenas ALMA (en el desierto de Chile).

En el trabajo, los científicos señalan que encontraron PH3 atmosférico en unas 20 partes por mil millones de abundancia y que no hay otras líneas espectrales plausibles que pudieran confundirse con la molécula. Al estudiar las vías químicas posibles no encuentra rutas factibles de producción abiótica en la atmósfera, las nubes, la superficie, el subsuelo, ni de descargas de rayos, vulcanismo o actividad meteorica.

Los investigadores dejan sólo dos posibilidades: o rutas fotoquímicas o geoquímicas desconocidas hasta ahora, o una forma de vida pudo generar la fosfina en esas concentraciones y bajo esas condiciones.

Vía Láctea sobre las antenas del Observatorio ALMA.

¿Qué es ese olor a ajo?

La fosfina es un componente de la atmósfera terrestre en concentraciones muy bajas y muy variables, es un gas incoloro y tiene un olor desagradable a pescado o ajo. Diversos estudios muestran que la producción orgánica de fosfina está relacionada con microorganismos anaeróbicos, bacterias que disuelven compuestos de fosfato orgánico, bacterias desnitrificantes y las actividades de la fosfatasa alcalina y deshidrogenasa. Otra investigación sobre los procesos químicos del fósforo en aguas residuales, muestra que la fosfina se libera por reducción bacteriana de un medio que contiene fósforo inorgánico.

En la industria, la fosfina se crea por diversos procesos para usarse como insecticida en la fumigación de cereales, pienso para animales y hojas de tabaco almacenado, así como raticida. La fosfina también se utiliza como intermedio en la síntesis de retardadores de fuego para tejidos de algodón, como agente dopante para semiconductores, polimerizaciones y como catalizador de condensación.

No sobra decir que la fosfina es un potente y peligroso veneno para los humanos, ingerido en algunos casos de manera voluntaria. La fosfina se quema produciendo una densa nube blanca de ácido fosfórico.

Ilustración de un panorama al interior de la atmósfera en Venus.

¿Qué implicaciones tiene para una posible forma de vida en Venus?

Desde hace varios años, se ha especulado que si existiera vida en otros lugares del sistema solar, estos podrían ser las parte altas de las atmósferas planetarias, entre ellos en Venus. De hecho, uno los científicos que hablaba de esta posibilidad fue el mismo Carl Sagan. Sin embargo hasta ahora no había indicios de subproductos orgánicos relacionados con alguna forma de vida fuera de la Tierra.

En particular, la fosfina encontrada en Venus es considerada una biofirma en nuestro planeta, pero la pregunta ahora es qué y cómo se produjo la molécula en esa parte de la atmósfera.

Imagen ilustrada de la atmósfera en Venus y las moléculas de fosfina. Crédito: ESO/M. Kornmesser/L. Calçada & NASA/JPL/Caltech

Si se toma en cuenta la producción por organismos como los terrestres, los investigadores apuntan a que sólo requerirían trabajar al 10% de su capacidad para producir las cantidades de fosfina detectadas en Venus. En tierra, estos microbios absorben minerales fosfatados e hidrógeno para producir la fosfina, de manera que no necesitan oxígeno en la reacción. Precisamente, en las regiones de la atmósfera de Venus estudiadas la presencia de oxigeno es casi nula. Además, hay una franja entre 45 y 60 kilómetros de altura donde la temperatura va de los -1°C a los 94°C.

Dicho de otra manera, parte de la atmósfera de nuestro vecino tiene las condiciones ambientales para que algún tipo de microorganismo habite.

Sin embargo, hay que ser cautos: el hecho de que en nuestro planeta la producción de fosfina esté relacionado con bacterias, no asegura que en Venus sea así. A partir de ahora se tendrá que revisar con mayor detenimiento todas las otras vías posibles de formación de fosfina, tanto orgánicas como inorgánicas. Se debe continuar con más observaciones para detectar otras sustancias relacionadas con esos posibles microorganismos e impulsar el envío de más naves robotizadas para comprobar in situ, la presencia de cualquier señal de vida.

Hay que esperar. Hemos encontrado fosfina, sí; pero no hay ninguna prueba de algún tipo de vida en la atmósfera de Venus.

Referencia
“Phosphine Gas in the Cloud Decks of Venus”, Greaves et al. 2020, Nature Astronomy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: